¿Que visitar en Santiago de Chile?

Al vacacionar usualmente se eligen lugares soleados y paradisíacos, una playa del caribe con palmeras y blancas arenas. O si eres como yo que prefiere subir una montaña, explorar un bosque o visitar edificios pintorescos y mejor aún si escuchas historias de fantasmas.

Santiago de Chile es una ciudad ambigua, para los que nunca han visitado esta ciudad meridional pueden creer que es un lugar frío, con temperaturas bajo cero pero lo curioso es que este valle -en palabras de los santiaguinos- es “una olla´´ rodeada de volcanes dormidos.

Cierto es que en verano las temperaturas pueden superar los 30°C y la ciudad queda abandonada, un paraíso para algunos y un horno para otros.

A pesar de no poseer nevadas frecuentes hay muchos lugares Que Visitar en Santiago de Chile,  a los que les gusta el montañismo pueden escalar los más de cinco mil metros de altura del Cerro El Plomo, desde donde se puede ser testigo de una vista embriagadora de la capital andina.

Edificios de Antaño

Si se desea recorrer lugares coloniales la Iglesia de San Francisco no dará decepciones.  Construida entre el siglo XVI y el XVII es la edificación más antigua de la capital, con una arquitectura de toques medievales. Allí se encuentra la imagen de la Virgen del Socorro traída por Pedro de Valdivia, fundador de la ciudad.

Santuario de la Naturaleza

En esa categoría se ubica al Parque Quinta Normal, al poseer gran variedad de especies vegetales un espacio que debe ser visitado por todo turista que pise suelo santiaguino. Abarca una extensa red de actividades culturales al estar rodeada por los museos de Historia Natural y el de La Memoria y Los Derechos Humanos. Cuenta también con una laguna donde se realizan paseos en bote y juegos de agua.

Cuentos de Ultratumba

En caso de tener gustos de otro mundo está opción te encantará, ya que el Cementerio General ofrece recorridos nocturnos en el que un guía narra su historia y misterios que ocurren en el camposanto. Imagina ver de noche los mausoleos, esculturas y lápidas, no te preocupes si al finalizar la travesía descubres que el instructor resultó ser un prócer de la independencia.

Aún sobran los lugares por mencionar como los viñedos de la zona metropolitana, el Cerro San Cristóbal, el famoso Palacio de La Moneda o el Museo Interactivo Mirador (MIM) de ambiente más familiar, sin olvidar las galerías del Museo Nacional de Bellas Artes, el Histórico Nacional y el de Arte Precolombino.

Ya sólo queda planear tus vacaciones y seleccionar los sitios de tu interés. Buen Viaje.

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *